lunes, 19 de septiembre de 2016

El cochino en la provincia de Barcelona



Llevo un tiempo de unos 6 meses por Barcelona por motivo de trabajo y claro me he buscado algo donde poder cazuchear por aquí. No es fácil. La terrible demagogia a las que estamos desgraciadamente bien acostumbrados los cazadores para con nuestra actividad, llega por aquí a limites insospechados.

Bueno, no creo que esto sea sorpresa para nadie, no hay mas que ver el telediario. ¿ Porque iba la caza a ser diferente a lo que ahí puede verse con el resto de la vida pública?

Mi postura en una de las batidas, no hay claro alguno para tirar


El abandono del monte por parte de la administración es terrible por aquí. No se hacen cortafuegos, no se desbroza el monte, todo esto con un supuesto halo de ecologismo barato que estos penitentes cazadores catalanes aceptan con resignación y abnegación. Las propias cuadrillas de retén de incendios han de pagarlas los payeses por aquí. Los payeses es la forma en que genericamente llaman a los campesinos, agricultores, ganaderos etc...

Barrancos del arroyo, afluente del Llobregat, que cruza nuestro coto de Piera y que cazucheamos a principio de temporada por estar los guarros aquerenciados al agua.


Practicamenete nadie laborea el campo ya por aquí. Las urbes recogen el 90% de la población y los pueblos y campos están salpicados aquí y allá de chalets de los urbanitas habitantes de Barcelona. La visión del campo y sus actividades que durante siglos lo conservaron e hicieron un recurso sostenible, es sesgada totalmente a ojos de dicha sociedad idiotizada por completo.

En la sucia postura del río, imposible tirar con visor.


Y así las cosas el monte se lo ha tragado todo. No quedan cultivos de secano en casi ninguna parte, ni ganado ni nada. La caza menor brilla por su ausencia total, no siendo por algunas migratorias como la becada, la paloma torcaz que ha echo suyos los parques periurbanos y urbanizaciones haciendo totalmente sedentaria por aquí y el zorzal que ellos denominan tordo y que pasa y vuelve por los pirineos.

Los pocos claritos en mi postura de ayer, tambien entre los derrotes que dan al río.


La administración falsa y torticera aquí, quiere vender que la caza es un deporte de ricos sinverguenzas y no lo pone facil tampoco y fuera de cazar a rececho en las fabulosas reservas nacionales del pirineo catalán poco mas hay. No hay practicamente fincas privadas ni propietarios que gestionen su caza, solo están los cotos de los pueblos y sus collas ( cuadrillas de gente de los pueblos ) a los que nos hemos agregado algunos de los cazadores que vivimos en Barcelona y queremos seguir para alante con la afición en tierra hostil.

Buen cochino que le rematé con el express 9,3x74 R al compañero que además era su primer cochino, ya descubrirá que no todos los días son fiesta.


Pero todos estos hechos lamentables que duda cabe, han traido un fenomeno que abruma y confunde. La abundancia de jabalies en todas las provincias de cataluña es increible. Se meten en las urbanizaciones, los cubos de basura, saltan las carreteras y andan por zonas periurbanas campando a sus anchas, no se asustan de la concurrencia que incluso los alimenta en la puerta de las casas.

Vista completa del buen cochino que rematé al compañero.


Pero claro si hacemos un cocktail con todo lo mencionado es logico que abunden los cochinos. Se cazan poco y como todo son trabas aquí para todo lo que huela a caza, no hay rehalas en condiciones, no hay nadie que habite y trabaje el campo y el monte, no hay quien se meta en muchos montes en plan turista pues son intransitables sin carriles ni cortafuegos, sin claros ni campos de labor.

En mi postura minutos antes de rematarle el cochino al vecino de mi izquierda.


Así las cosas el cochino lo cazan las cuadrillas, aquí llamadas collas. Normalmente la gente en ellas que sepa tirar a la caza mayor es escasa, son gente mayor que toda una vida cazando el conejo que ya no hay... No tienen costumbre de tirar con rifle. Ni saben muy bien como armar una mancha, dejando grandes espacios sin cubrir. Pues además cada colla de estas, la componen 15 o 20 socios para cotos de 5.000 a 10.000 hectáreas. Como comentaba no hay rehalas como tales las conocemos y los perros se limitan a 4-5 que pone aquel socio o 3 que pone aquel otro. Muchas veces podenquitos pequeños conejeros que se han readaptado al guarro. El conductor de los perros pues no se si llamarlo rehalero lleva arma de fuego, lo cual me parece un sin sentido amén de peligroso.

Doblete de marranas en la primera batida de la temporada en la parte mas alta del río.


Todo esto evidentemente hace que a pesar de la tremenda abundancia cochinera en cada batida se maten 1,3,6 o ningún cochino según el día y el gobierno torticero ya habla de crear empresas privadas que descasten cochinos pues ya no hay suficientes cazadores. Y ellos que se alegran. Algún beneficio vía "la empresa la monta mi primo" estarán tramando.

Lo que si es ciero es que el ambiente de amistad y camaradería en estas collas es excelente todos ayudan y colaboran se sacan con esfuerzo de todos las piezas del monte y se reparten a partes iguales al que se quiera llevar su parte de carne, en esto es una gozada la caza, no hay comercio ni mercantilismo y nadie pelea por lo he matado tu o yo, pues cuenta el resultado global. Tampoco hay trofeitis aguda.

Primer plano del navajero de la segunda batida.


Así las cosas he entrado en una colla, una de las mas antiguas ( creo que la mas antigua ) de la provincia de Barcelona, tenemos 10.000 hectareas divididas en dos cotos de unas 5.000 hectareas cada uno y cazamos todos los domingos y festivos en batida los cochinos.

Todos a una tirando barranco arriba del guarro que pesaba sus buenos 100 kilos.


  El ambiente como he dicho es magnífico y no se piensa en numero de piezas ni en trofeos, solo en echar un rato con los amigos y tirar algún guarro de vez en cuando. Por mi parte que si que tengo el veneno en la sangre, estoy encantado con que haya guarros que llegan a viejos. Y en porcentaje, el numero de cochinos con trofeo que se matan vs total cochinos cobrados es altísimo en comparación con la mayoría de sitios de España, pues todo lo nombrado, más que aquí nadie hace aguardos nocturos pues tambien están prohibidos lo promueve. Espero cobrar algún que otro buen guarro antes de irme de aquí. A punto estuve el otro día que rematé al compañero de la postura de al lado un buen navajero.



No hay comentarios:

Publicar un comentario